Un Gobernador Civil poniendo paz, nieve y lluvia de goles