Simeone fue valiente en Mestalla