Se tatúa Tokyo 2020… y ahora no sabe qué hacer