Puigdemont y Junqueras quieren los 4 millones del Tribunal de Cuentas con fianzas ya depositadas