Parejo volvió a marcar el compás