Más llano para Sainz: la última especial se recorta 88 km