Margo Glantz encontró en Twitter inspiración para practicar sus aforismos