Madueña creció en un ‘Nido’ Chiva