Los zapatos de animal print de Galilea Montijo rompieron todas las reglas de moda