La verdad sobre Capello, Lorenzo y Fernando Sanz