La UEFA habría manipulado el equipo del año para incluir a Cristiano