La odisea del viaje de Mou a Múnich: “Me quedé atrapado”