Gabriel Rufián y la cúpula de ERC celebran su victoria en Catalunya