¿Es ‘Sobre lo infinito’ una obra de arte?