El plan nazi para construir un enorme espejo espacial con el que ‘freir’ enemigos y el proyecto ruso que (casi) lo hace realidad