El Milan, última víctima de las sanciones de la UEFA