El cósmico e irrepetible gol que Totti inventó contra el Inter para catapultar su carrera en el fútbol