Dembélé, seis meses de baja… y el Barça se pone manos a la obra