Bob Marley, la CIA y el país de los misterios