Blachowicz, ante Anderson para un venganza cocida en 1.624 días